Identidad digital profesional (parte II)

Como dije la semana pasada, esta semana voy a terminar este tema hablando de las consecuencias negativas de la identidad digital profesional.

“La cuestión es que servirse de Internet puede tener consecuencias negativas”, disecciona Pedro Sánchez, director general de Viadeo en España y uno de los principales teóricos sobre el concepto de Identidad Digital Profesional. “Mucha gente joven”, prosigue, “está colgando en Facebook, en MySpace o en cualquier otra red social generalista fotos de fiestas, de borracheras, que están a la vista de todos y que, con el tiempo, pueden conllevar una pérdida de empleo o de una oportunidad profesional cuando los cazadores de talentos, que están muy activos en la Red, tecleen un nombre y encuentren a esa persona de esa guisa”.

Y aquí es donde entran en juego las redes virtuales profesionales. Cuando un responsable de recursos humanos escriba el nombre de una persona en un buscador, qué mejor que aparecer en un sitio web riguroso y demostrar que se mantienen contactos asiduos y profesionalmente ricos con otras personas destacadas del sector. Ésta es una de las virtudes de disponer de esa Identidad Digital Profesional. “No hay que engañarse, el Yo Digital es hoy ya una parte de nuestra identidad, una parte complementaria de nuestra vida”, argumenta Pedro Sánchez, para quien “a diferencia de lo que pasaba hace unos años, en los que se abusaba de los nicks, en los que se creía en los avatares y otros disfraces de la identidad propia, la tendencia ahora es ir a lo real, mostrarse tal y como se es en la vida diaria, algo que, en el lado profesional, es imprescindible puesto que es la única forma de generar confianza”.

“En lugar de limitarse a dejar un perfil y un currículo en sitios como Linkedin y quedarse pasivo a ver qué pasa, es mejor disponer de un blog riguroso sobre temas profesionales o estar activo en redes profesionales virtuales, aunque sólo te lean cien personas, pero que resulta que son las cien personas clave de tu sector, aquellas que más tienen que leerte, lo que te va creando una reputación a través del razonamiento y la conversación”, sostiene de forma gráfica Emilio Márquez. En su opinión, la actividad virtual siempre debe ser complementada con la presencia física en eventos, jornadas de negocios y reuniones cara a cara con inversores, emprendedores o cualquier otro actor en la vida de un profesional, algo que también se encarga de organizar y potenciar Networking Activo.

Un estudio realizado por Viadeo demuestra que determinados candidatos en un proceso de selección fueron descartados porque aparecían en actitudes poco apropiadas en Internet o porque se apreciaron incongruencias entre lo que decían en su currículo y lo que aparecía en la Red. “Quienes se apuntan a Viadeo no lo hacen sólo para buscar empleo, sino para encontrar buenos contactos profesionales, oportunidades de negocio, clientes, inversores, y eso sólo se consigue labrándose una reputación profesional a base de constancia y presencia tanto en la Red como en foros físicos, debatiendo con otros y aprendiendo de los que más saben”, enfatiza Pedro Sánchez por si algo aún no había quedado claro.

Hasta aquí la entrada de esta semana, poniendo fin a estas dos partes de este tema. Tendremos más la semana que viene.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s